Aleksandr Kokorin es el máximo goleador de la actual selección rusa
Regresa tras un año de ausencia y un gran arranque de campaña con el Zenit
Su gol en Brasil 2014 estuvo a punto de clasificar a Rusia para la segunda fase

No es nada sencillo tener las esperanzas de todo un país recayendo sobre tus hombros con 23 años, pero eso le ocurrió al delantero ruso Aleksandr Kokorin con vistas a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

De hecho, Kokorin estuvo a punto de justificar todas las expectativas: en el minuto 6 del último encuentro de la liguilla contra Argelia, que decidía cuál de las dos selecciones pasaba a octavos de final, el delantero marcó con un espléndido cabezazo tras rematar en perfecta suspensión. Por desgracia para él, la Sbornaya encajó luego un gol, y el 1-1 eliminó del campeonato a los hombres de Fabio Capello. 

Desde entonces, el rendimiento de Kokorin en su país ha suscitado opiniones divididas. Cuando no produce buenos resultados, hay quienes cuestionan si merece el cuantioso sueldo que percibe o el cómodo estilo de vida del que da fe su presencia en las redes sociales. Kokorin no es el primer futbolista que es objeto de ese tipo de críticas; ni será el último. Su marcha del Dinamo de Moscú para asumir la responsabilidad como una de las estrellas del Zenit de San Petersburgo sólo empeoró las cosas de entrada.

La conclusión lógica salió a relucir, y el nuevo seleccionador ruso, Stanislav Cherchesov, optó por no incluir a Kokorin en su convocatoria para la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017. Parecía que el caché del joven como el talento más prometedor del fútbol ruso estaba decayendo.

La ficha de Kokorin

Pero todo eso cambió este verano. El técnico italiano Roberto Mancini tomó las riendas del Zenit y supervisó una importante revolución en la plantilla. Para sorpresa de muchos, el líder del renovado Zenit era el propio Kokorin. Mancini lo cambió desde la banda hasta su posición preferida de delantero centro. Los resultados fueron inmediatos, y el número 9 empezó a ver puerta y a servir asistencias.

De hecho, es el máximo artillero de la liga rusa en lo que va de temporada, con 8 dianas en 12 encuentros. En la Liga Europa de la UEFA, ha firmado un doblete en 3 encuentros consecutivos. Y este mes de octubre, tras un año al margen, por fin ha regresado a la selección.

Kokorin no logró incrementar su cosecha goleadora en los amistosos contra la República de Corea (4-2) e Irán (1-1), pero recibió elogios por sus movimientos ofensivos y sus intentos por revitalizar la antigua sociedad con su ex cómplice Fyodor Smolov. Ambos iniciaron sus carreras juntos en el Dinamo de Moscú, y ahora tratan de convertirse en la pareja ofensiva ideal de Rusia. 

Todavía quedan ocho meses para el Mundial de Rusia, tiempo suficiente para que algún delantero más se reivindique, pero de momento, los aficionados y los técnicos de la Sbornaya confían en esta pareja para aportar pegada al equipo el próximo verano. Kokorin cuenta con una gran ventaja: es el único jugador de la actual selección rusa que sabe lo que se siente al marcar en una Copa Mundial de la FIFA.

En sus propias palabras
“No jugar en la Copa Confederaciones fue una llamada de atención para mí: hasta entonces, llevaba cinco años en la selección. Deseaba de veras regresar lo antes posible. El equipo ha cambiado últimamente, y hay muchas caras nuevas. Es importante ir adquiriendo ritmo y empezar a jugar bien juntos después de esa remodelación”.

Así lo valora el seleccionador ruso, Stanislav Cherchesov
“Hablé con él y comprendió que tenía que ponerse a trabajar. Ahora estamos viendo los resultados. Conozco bien a ‘Sasha’ [Kokorin], y hemos estado trabajando juntos casi dos años. Por fin está jugando en su posición natural y está disfrutando más por ello”.

Fuente: FIFA

Deja un comentario