El parqueo público con tarjeta horaria y la restricción vehicular dentro del primer anillo por número de placa son dos medidas que intentan frenar el caos en el centro de la ciudad donde a diario se observa motorizados parqueados en doble fila y en lugares no permitidos.Así lo hizo conocer el director de Tráfico y Transporte, Carlos Alberto Moreira, que explicó que el objetivo es acabar con el congestionamiento vehicular. La idea es que estas nuevas normas se ejecuten en el primer trimestre de esta gestión y para ello deben ser aprobadas por el Concejo Municipal. El parqueo público con tarjeta horaria permitirá estacionar en las calles autorizadas, pero se tendrá que pagar una patente, monto que irá destinado a mantener las calles y avenidas. El ciudadano deberá comprar su tarjeta por hora en oficinas del gobierno municipal y colocarla en el vehículo. Esto le autorizará usar la calle como parqueo público tarifado de manera más económica. Actualmente, en las calles donde se puede estacionar hay gente que cobra hasta Bs 20 para dar espacio con el argumento de cuidar el vehículo, y el municipio no recibe ni un centavo de dicho pago. Según Moreira, las calles habilitadas para parqueo estarán completamente señalizadas. También prevén aplicarlo a los otros anillos, pero con tarifas diferenciadas.De igual manera se está contemplando los parqueos para carga y descarga de mercadería en el centro citadino, porque en la zona hay mucho comercio. Otro proyecto en discusión es reglamentar una tarifa básica para los estacionamientos privados que hay en la ciudad, porque las autoridades consideran que se debe cobrar de acuerdo a la infraestructura que tiene, porque el que está al aire libre no puede cobrar lo mismo que otro que ha invertido en un edificio. “Ahora cobran lo que quieren”, recordó Moreira.Restricción vehicularEl plan de restricción vehicular por número de placa, como se ha hecho en Cochabamba, Sucre y La Paz, donde cierta cantidad de vehículos no ingresa al centro de la ciudad, también se quiere aplicar en la capital cruceña. Por ejemplo, se reglamentará para que de acuerdo con el número placas se determine cuáles pueden entrar los días lunes, miércoles y viernes, y el resto los martes, jueves y sábado. El domingo será abierto a todos, porque hay menos afluencia de personas.Esto permitirá disminuir el 50 por ciento del parque automotor en el casco viejo, donde según la Dirección de Tráfico y Transporte, ingresan diariamente unos 40.000 vehículos.Las autoridades están trabajando para que estos proyectos se aprueben en el órgano deliberante en el primer trimestre del año para iniciar su aplicación.No afectará a los microsLa restricción por número de placas en el centro de la ciudad no se aplicará al servicio de transporte público, por lo tanto, los micros podrán realizar el servicio con normalidad.Los transportistas que prestan el servicio público están de acuerdo con esta medida, pero creen que debe ser analizada en detalles. Aldo Melgar, dirigente del Sindicato de Micros Santa Cruz, cree que es necesario hacer una prueba piloto.Iris Caballero, del sector de radiomóviles, señaló que esa medida la analizarán para ver si les conviene o no, una vez que se la conozca en detalle.Por el contrario, Carlos Mamani, de la Asociación de Radiomóviles del Sur, cree que Santa Cruz no necesita restringir el ingreso de taxis al centro, sino educar al ciudadano, ordenar el tráfico vehicular y hacer cumplir la norma. Para este dirigente, una ley municipal del transporte debe ir acompañado de construcción de pasarelas y mucha educación vial. Adelanta que si se concreta esta restricción ellos protestarán. Reforzarán controlesMientras tanto siguen los controles en el centro, por lo cual se distribuyen unos volantes donde señala que en cumplimiento a las ordenanzas municipales 086/2011 y 0297/2013 se prohíbe estacionar en doble fila, en el lado izquierdo, en 45 grados, en equina, en el cruce peatonal y en los ocho canales de transporte público que se han delimitado. Tampoco se permite estacionar en las ocho manzanas alrededor de la plaza 24 de Septiembre. Se tienen desplazadas seis camionetas que retiran placas en diferentes sectores como La Ramada, el Abasto, Mutualista y La Cuchilla; pero además hay dos camionetas en el anillo cero y una en el cuarto anillo para controlar el paso de camiones, flotas, grúas, tractores. y otros de transporte pesado. Para este año se prevé reforzar con 50 funcionarios a los 150 que hay en este momento.Sobre las quejas por el retiro de las placas, Moreira aseguró que están amparados en la ley, porque las placas de circulación son de propiedad de los gobiernos municipales y se las puede quitar por infracción a las normas. Los gobiernos municipales de Santa Cruz de la Sierra y de Montero han determinado el decomiso de placas por infracción a la normativa. Recordó que en 1997 se emitió el DS 24609, cuyo artículo 23 señala que la placa de circulación constituye un patrimonio de los gobiernos municipales. Además, la ley Marco de Autonomías otorga competencias en su jurisdicción

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario