El Servicio Municipal de Agua Potable (Semapa) volvió a presentar el plan de renovación de la red de agua potable de los 90 manzanos del centro de la ciudad de Cochabamba al Ministerio de Medio Ambiente y Agua, informó ayer el gerente Gamal Serhan.

La nueva propuesta disminuyó en 7 millones de bolivianos el costo del proyecto original que ascendía a 22 millones sólo en el componente de agua. En tanto, que el proyecto que presentó la pasada gestión ascendía a 61 millones para agua y alcantarillado.

El proyecto contempla usar una nueva tecnología de excavación sin zanja conocida como perforación dirigida (HDD) o “Trench Less”, que reduce los perjuicios, porque no se necesita cortar servicios ni interrumpir calles.

El proyecto, anhelado desde hace 30 años, comenzó a gestionarse en 2012, pero no avanzó a pesar de las tres licitaciones que se hicieron.

La renovación busca solucionar las fugas de agua en el centro de la ciudad. Se estima que el 40 por ciento del líquido se pierde.

A partir de 2016, Semapa retomó el plan de renovación y explicó que en una reunión con en Emagua, el Ministerio de Medio Ambiente, el Viceministerio de Financiamiento, la Cooperación Española y la Alcaldía se explicó que una razón para que nadie se presente a las licitaciones era el precio y el método de trabajo.

Por la importancia, se acordó que Semapa remita nuevamente el proyecto, pero éste fue cancelado en mayo.

 

DEFINIRÁN LA FUENTE DE FINANCIAMIENTO

Serhan dijo: “Hay el compromiso de parte del Ministerio de conseguir los recursos para la renovación de los 90 manzanos utilizando la tecnología de excavación sin zanja”.

La Constitución Política del Estado (CPE) establece que los servicios básicos son responsabilidad de los tres niveles del Estado.  

Ante la antigüedad de las tuberías, Semapa tampoco puede dotar del agua de Misicuni  a los barrios del centro de la ciudad de Cochabamba, porque la presión puede provocar reventones en la red.

El proyecto de renovación de la red de agua se comenzó a analizar en el plan maestro de agua en 1988.

 

NUEVA TECNOLOGÍA SE USÓ  EN BARRIO VERBO DIVINO

Semapa aplicó por primera vez la tecnología Trench Less o excavación sin zanja en julio pasado en las OTB Verbo Divino y Venezuela, en el Distrito 12, al noroeste de la ciudad.

Con este método y un presupuesto de 2,8 millones de bolivianos en ocho meses se renovaron siete kilómetros de tuberías sin perjudicar a nadie. La obra disminuyó las fugas e incrementó la presión para unos 3.500 usuarios.  

Con este método se busca  reducir los perjuicios que provoca la forma convencional de abrir zanjas y cerrar calles hasta que los trabajos finalicen.

Otros perjuicios

A las fugas de agua en el centro de la ciudad de Cochabamba se suma el riesgo de la contaminación, porque se estima que en varios sectores la tubería de PVC  ha desaparecido  y puede estar en contacto con la tierra o filtraciones de aguas servidas.

La necesidad de cambiar la red del centro histórico surgió en 1988 cuando se trabajó el plan maestro de servicios básicos del municipio.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario