Personas esperan para cruzar un semforo en Tokio. Millones despertaron con miedo ayer.
Foto:AFP

AFP / Tokio

 “Lanzamiento de misil! Un misil ha sido disparado desde Corea del Norte. Refugiaos en un edificio o un subsuelo: el despertar fue brutal ayer  para los japoneses del norte del archipiélago, otra vez a causa de Corea del Norte. 

Sirenas y alertas telefnicas de emergencia sonaron poco antes de las siete de la maana. Por segunda vez en menos de un mes, Pyongyang asust a Japn con un nuevo misil que sobrevol la isla septentrional de Hokkaido. 

Aunque siempre es la misma historia, los habitantes de esta extensa isla del norte de Japn rica en vegetacin no se acostumbran y el susto vuelve a repetirse. 

“No puedo decir que estemos acostumbrados. Piensen que el misil sobrevol nuestra ciudad. No es demasiado tranquilizador, coment a la AFP Yoshihiro Saito, que trabaja en el pequeo pueblo de pescadores de Erimo, en Hokkaido. 

“Fue bastante aterrador. Escuché que el misil cay a 2.000 kilmetros de las costas, en el Pacfico, agreg, mientras 16 de sus colegas pescadores se encontraban bajo la trayectoria de vuelo del misil. Los ciudadanos de Japn estn  acostumbrados a tener que correr hacia un refugio de emergencia, en un pas expuesto a sismos y tsunamis, pero en el caso de un misil, muchos no saben cmo reaccionar. 
 
“El gobierno nos dice que huyamos hacia edificios estables, pero no podemos hacerlo rpidamente.
 
Nuestros colegas en el mar no tienen cmo ponerse a salvo, comenta Yoichi Takahashi, de 57 aos, responsable de la pesca en Kushiro, en la isla Hokkaido. “Nos sucedi dos veces en los ltimos tiempos… Vamos a tener das agitados a partir de ahora, deplor. 

Isamu Oya, de 67 aos, propietario de un restaurante de suchi en Erimo, se siente en la misma situacin de vulnerabilidad: “el gobierno dice que tenemos que refugiarnos en un edificio estable o subterrneo, pero aqu no los hay. No nos queda ms remedio que no hacer nada. Aterrador, s, y estamos desprotegidos. 

Los programas de radio y televisin de la maana se vieron muy alterados, a la hora del desayuno, cuando habitualmente difunden entretenimientos y noticias presentadas de manera menos estresante. Todas las pantallas mostraron el mensaje de advertencia cuando el misil balstico de mediano alcance sobrevol parte del territorio japonés. 

“Huyan hacia un edificio o un subsuelo. Los operadores de telefona mvil difundieron las alertas por un sistema de mensajes de emergencia geolocalizados, enviados a los usuarios de las regiones involucradas, como el dispositivo de sirenas J-Alert. 

Los servicios de trenes entre Hokkaido y la isla principal de Japn, Honshu, quedaron suspendidos   tras el disparo y otras lneas se detuvieron momentneamente. En cambio, el trfico aéreo en la regin no   se vio afectado.

Fuente: Pagina Siete

Deja un comentario