AFP  / Caracas

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano declaró ayer nulas las actuaciones del Legislativo -dominado por la oposición- a raíz de la juramentación de tres diputados impugnados por el oficialismo tras las elecciones del 6 de diciembre.

La Sala Electoral del TSJ consideró “nulos absolutamente los actos de la Asamblea Nacional que se hayan dictado o se dictaren, mientras se mantenga la incorporación” de los parlamentarios de oposición cuestionados, señaló el fallo. El TSJ, al que la oposición acusa de aliado del chavismo, declaró además “en desacato” a estos tres legisladores y a la junta directiva del Parlamento, integrada en su totalidad por la oposición.

La decisión se produjo tras haber sido admitido por el Tribunal un recurso presentado el pasado jueves por la bancada minoritaria chavista, que reclama que la juramentación e incorporación de los tres diputados al Parlamento es ilegal, pues sus proclamaciones fueron suspendidas por otra sentencia del mismo TSJ, ratificada en el fallo de este lunes.

“Si el Poder Legislativo está en desacato y se coloca al margen de la Constitución y del Poder Judicial, aquí lo que cabe es hacer caso omiso de las decisiones que tomen en este circo que han montado. Estamos ante un Parlamento ilegal y por tanto sus decisiones son ilegales, nulas”, dijo el diputado chavista Pedro Carreño la semana pasada al presentar el recurso.

Con la juramentación de los tres diputados opositores, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) había reivindicado la mayoría calificada de dos tercios (112 de las 167 curules) que ganó en los comicios del 6 de diciembre. Al asumir la oposición el control de la Asamblea, la MUD planteó su agenda centrada en presentar en un plazo máximo de seis meses una vía legal para cambiar el Gobierno, liberar presos políticos y aprobar reformas económicas.

El grupo opositor mayoritario que se constituyó el martes pasado denunció que el Gobierno trata de impedir las actuaciones de la nueva AN que, según los resultados electorales del pasado 6 de diciembre, quedó conformada por 112 diputados de la MUD y 55 del chavismo. Un diputado dijo que suspender la investidura de tres de sus diputados no se podía acatar, pues iba contra el voto  popular.

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario