Tenorio con su casera, doña Cecilia, una despedida emotiva.

Página Siete / La Paz

Una despedida emotiva tuvo ayer Carlos Tenorio de sus excompañeros de equipo y de la prensa deportiva. El Demoledor estuvo a punto de quebrarse en su última conferencia de prensa, en la que dijo que  “llevo a Bolívar en mi corazón, viví momentos inolvidables en esta entidad”.

 Como pocas veces ocurre, los medios de comunicación agradecieron el trato que tuvo el jugador durante su pasó por el club. Los niños de la escuela del Bolívar aprovecharon la ocasión para sacarse fotografías; pero lo más emotivo fue el abrazo final entre Tenorio y la señora Cecilia, quien vende jugos en su quiosco de Tembladerani. “Que Dios me la cuide siempre, nunca me olvidaré de usted”, le dijo el jugador a la persona que lo esperaba todos los días con su vitamínico y a la que el deportista le regaló el año pasado una licuadora.

En la conferencia, el Demoledor admitió que el no haber conseguido el tricampeonato con Bolívar  fue otro de los elementos que pesaron en su decisión.

 “Ahora me voy a Liga y quisiera que junto con Bolívar lleguemos a la final de la Libertadores. Si me toca enfrentar a la Academia y le marcó un gol, no lo voy a festejar, por el respeto que le tengo a esta entidad”, remarcó.

Tenorio firmó por dos años con la Liga de Quito y luego piensa dejar la práctica activa. “En mi maleta me llevo todo lo que paso en este año y medio en el club, los recuerdos que tengo son imborrables y me llevó a Bolívar en el corazón”, finalizó.

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario