Tolata sigue sin oncológico a casi dos años de la adjudicación del proyecto

Dos carteles con la leyenda “Hospitales para Bolivia”, postes de alta tensión, un pozo de agua sellado, un montón de ladrillos y unas piedras pintadas de amarillo usadas para la división de espacios son todo lo que se encuentra en el terreno donde la pasada gestión debió darse inicio a la construcción del Instituto Oncológico de cuarto nivel, en el municipio de Tolata.
Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.
La obra fue adjudicada en 2016 a la empresa Elevolution Engenharia SA. El costo total es de 105 millones de dólares, incluido el equipamiento. Desde hace más de un año, el terreno para su ejecución continúa baldío. Las autoridades argumentan que descuidaron el proyecto, pero no explican los motivos para que hasta ahora no se haya ejecutado. En un recorrido que hizo Los Tiempos a este sector, se pudo verificar que, pese al anuncio realizado por el Gobernador del departamento en diciembre pasado sobre el inicio de la construcción del oncológico, las obras del hospital aún no empezaron. El 26 de agosto de 2017, el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, informó que se tenía previsto empezar, en septiembre, la construcción de este proyecto del valle alto. “Estamos empezando a construir el Instituto Oncológico, ése va a ser el más importante en Sudamérica, especialista en cáncer, en oncología y donde, además, se harán investigaciones”, señalaba el Gobernador del departamento en uno de sus discursos el 26 de diciembre. El presidente de la Comisión de Salud de la cámara de diputados, Manuel Mamani (MAS), admitió que existe un retraso en el inicio de la construcción de este nosocomio. “Tenemos que ser autocríticos, nos hemos descuidado bastante en este tema de la salud. La construcción ya debió haber iniciado hace meses atrás”, manifestó. La autoridad señaló que se hará una evaluación a la Ministra de Salud, por el descuido que se tiene en este aspecto. “Tenemos que trabajar mejorando la salud, no podemos tener problemas al respecto”, declaró. Por su parte, la asambleísta, Lizeth Beramendi (Único), que forma parte de la Comisión de Salud de la Asamblea Departamental, dijo que no se realizó ninguna fiscalización ni seguimiento a la construcción del Oncológico. “Hemos realizado inspecciones a la construcción de otros hospitales, pero no hemos ido a Tolata”, informó. El alcalde de este municipio, Walter Vargas Baldelomar, informó que, como municipio, cumplieron con todos los requerimientos que hizo el Ministerio de Salud. “Hemos realizado la instalación de los postes de alta tensión para la electricidad, el pozo de agua está listo. Solicitaremos al Ministerio de Salud para que inicie la obra”, dijo. Estaba previsto que este hospital de cuarto nivel cuente con especialidades y subespecialidades como gastroenterología, endocrinología, geriatría, ginecología, hematología, oncología clínica, cirugía plástica, reconstructiva, entre otras. Además, incluirá servicios de imagenología, patología, laboratorio, helipuerto y espacio para 200 camas.  

105 millones de dólares es el monto que invirtió el Gobierno nacional para la construcción de lo que se espera sea un hospital de cuarto nivel.   SE ENTREGARÁN 1.300 ÍTEMS DE SALUD Para la presente gestión se prevé entregar al menos 1.300 ítems de salud para cubrir los requerimientos de hospitales, centros médicos y centros de salud de todo el departamento, informó el diputado Manuel Mamani, presidente de la comisión de salud. “Debemos incrementar el recurso humano para mejorar la atención de la población”, dijo.   DATOS No explican los motivos de la demora. Autoridades de oposición, el 2 de julio de 2017, denunciaron que el proyecto para construir el Instituto Nacional de Oncología en Tolata no figuraba en los registros nacionales para su ejecución. Además que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) no tenía conocimiento ni si quiera de los planos. Adjudicación del proyecto. En marzo de 2016, el Ministerio de Salud, en presencia del presidente Evo Morales, firmó el inicio de la construcción, con un costo de 105 millones de dólares, emplazada en un terreno de 55.000 metros cuadrados. El presupuesto incluye el equipamiento. La obra pertenece al programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”.


Fuente: Los tiempos