Esteban Cambiasso fue autor de un gol legendario en Alemania 2006
El volante culminó una jugada de 24 pases en la victoria por 6-0 frente a Serbia y Montenegro
Hernán Crespo: “Nunca participé en un gol más hermoso”

A pesar de lo mucho que estaba en juego esta semana en los clasificatorios de la Copa Mundial de la FIFA™ disputados por todo el planeta, en ocasiones parecía que todas las miradas estaban puestas únicamente en Argentina.

Para muchos era inimaginable un Mundial sin la Albiceleste, y no resulta difícil entender porqué. Después de todo, los sudamericanos siempre han sido aspirantes al título, lo han conquistado en dos ocasiones y tienen en sus filas al que posiblemente sea el mejor jugador del mundo.

Argentina también es sinónimo de Copa Mundial porque ha producido alguno de los momentos más memorables de la historia del certamen. Y aunque lo primero que nos viene a la mente es la memorable cabalgada en solitario de Diego Maradona en el Azteca, también hay que recordar el tanto de Esteban Cambiasso en Gelsenkirchen. Una diana muy diferente a la del Pelusa, pero igualmente admirable.

Su celebración, inmortalizada aquí, lo dice todo. Mientras que Maradona estaba acostumbrado a maravillar, Cambiasso parecía tan asombrado y atónito como el público. La diana, rememoró posteriormente, fue “paciencia, ritmo, circulación, sorpresa y maestría futbolística en su máxima expresión”.

Si el portento de Maradona fue un alarde del potencial de un fuera de serie, el de Cambiasso nos recordó el poder del colectivo. Nueve de los diez jugadores de campo de Argentina participaron en una gloriosa jugada que se compuso de 24 pases consecutivos, el último de los cuales fue un sublime taconazo de Hernán Crespo a la trayectoria del artillero. La zurda de Cambiasso fue el toque final de una obra maestra.

El diario italiano La Gazzetta dello Sport lo denominó “una explosión de futbol”, y Crespo habló ensimismado de “el gol más lindo”.

“No he visto uno igual en años”, añadió el delantero tras el contundente 6-0 de Argentina ante Serbia y Montenegro. “Fue como de fútbol sala. Nunca participé en un gol más hermoso”.

Los que lo recuerden, quizás repararon también en un adolescente llamado Lionel Messi que hizo su debut en la Copa Mundial precisamente en ese encuentro. Vio puerta, por supuesto, y gracias a su tripleta del martes, la afición de todo el globo puede esperar ahora más momentos de inspiración Albiceleste en la próxima gran cita planetaria.

Fuente: FIFA

Deja un comentario