El trámite para obtener una cédula de identidad dura hasta tres días, como sucedía en el pasado cuando la administración estaba a cargo de Identificaciones de la Policía antes de la creación del Servicio de Identificación Personal (Segip), en 2011.  

“Ya son dos días que no me atienden, el jueves debo volver por tercera vez para ver si agarro ficha”, manifestó molesta una joven madre de familia al enterarse que ya no existían más cupos para la atención en el Segip, ayer.

Las fichas se agotaron a las 11:20 y un funcionario le dijo a la gente: “Deben retirarse, ya no hay fichas, vuelvan mañana a las 07:00”.

El anuncio molestó a las personas que madrugaron por obtener un cupo. Margot Chávez, madre de familia, denunció que existen tramitadores que cobran hasta 50 bolivianos por agilizar el documento, cuando el costo es de 17.

Algunos tramitadores hacen fila desde las 21:00 y se aseguran de recibir las primeras fichas para venderlas a la gente que acude por la mañana. Ante los reclamos de la población por esta arbitrariedad, un  funcionario afirmó: “Eso ya es cuestión de la calle señora, nosotros no podemos hacer nada”.

La asambleísta departamental, Lizeth Beramendi (Único), expresó que el Segip tiene que controlar a los tramitadores, incluso, investigar si tienen vínculos con los funcionarios para agilizar el trámite. Varios ofrecen tramitar la cédula y también la licencia de conducir.

Añadió que el problema del Segip es cuantitativo más que cualitativo, porque el servicio no ha crecido de acuerdo al aumento de la población, no se ha modernizado ni cumplido sus ofertas de emitir cédulas en los colegios.

Capacidad de atención

El director departamental de Segip, Eliodoro Michel, dijo que tienen la capacidad de atender a 650 personas en “época alta” y en días regulares entregan 500 cédulas en oficinas centrales y en las desconcentradas de 300 a 350.

Cuentan con 16 mesas de atención, seis principales, tres preferenciales, cuatro de renovación y tres de licencia de conducir. “Nuestros funcionarios trabajan hasta 10 horas (…), atendemos a la última persona y recién nos vamos”, señaló.

La pasada gestión, en Bolivia se extendió 2.028.225 cédulas de identidad, de las cuales en Cochabamba se entregó 338.117, lo que representa el 17 por ciento del total emitido.

Filas y desinformación

Debido a que a partir del 16 de octubre inicia el pago del Bono Juancito Pinto, muchos padres de familia acuden al Segip a sacar el documento de identificación para sus hijos, a pesar que éste no es un requisito para el cobro de este beneficio.

Una señora con bebé en brazos y su hija de 12 años preocupadas recorrían por los ambientes del servicio de identificaciones, ubicado en la avenida Circunvalación,  en busca de información. “Pregunto y no me entienden sólo me dicen que siga la línea anaranjada, nadie quiere darme ficha no sé qué hacer”, manifestó y lamentó la falta de orientación para la gente.

 

La venta de fichas. Tramitadores venden fichas para sacar la cédula  de identidad hasta en 50 bolivianos.

 

CUESTIONAN ATENCIÓN AL PÚBLICO

Maltrato. La dirección del Segip atribuye la mala  atención que se da al público  a la gran cantidad de personas que acude a tramitar su cédula.

Desinformación. Se puede ver que hay mucha desinformación por parte de los funcionarios del Segip, sobre todo, para dar información en el ingreso a las instalaciones centrales.

 

TESTIMONIOS

“He venido a tramitar mi carné  de identidad para poder cobrar mi bono Juancito, en el colegio nos han pedido para el lunes. Desde las 6:00 estoy haciendo fila pero no avanza”. Magalí Aranibar (16). Estudiante

“Me han robado mi carné, ahora me mandan allá y dice que tengo doble partida, pero si fuera así antes no me hubieran dado carné. Hay bastante desinformación en  los funcionarios”. Jorge Salinas. Adulto mayor

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario