En la intención de voto, en Santa Cruz hay un punto de diferencia entre el porcentaje del Sí (36%) y del No (35%), según la última encuesta de Equipos Mori, donde se maneja un 5,5% de margen de error en estos resultados.Otro dato que llama la atención es que en Tarija la victoria del No es contundente, con un 54%, seguido por Chuquisaca, con un 50%. No obstante, desde la óptica de varios analistas este resultado todavía no es definitivo. Para el politólogo Alberto Careaga, esta encuesta muestra de alguna manera que el presidente, Evo Morales, va reafirmando el respaldo que tiene en esta región del oriente, pero no así el MAS. Careaga cree que el primer mandatario ha tratado de consolidar el respaldo que tiene, a lo cual le ha ayudado la ausencia de liderazgo claro en la oposición. Entre tanto, el municipalista y asambleísta por Demócratas, José Luis Santistevan, observa que la fórmula de gestión pública del Gobierno en Santa Cruz le puede dar un resultado favorable. Esto se puede ver en el ofrecimiento del tren metropolitano, los proyectos Mutún y Rositas, que interesan a la región. “El Gobierno nacional está ofreciendo lo que durante estos 10 años no ha hecho. Hay una especie de prebenda del Gobierno sobre el modelo cruceño”, remarcó.Santistevan aclara que la gente también observa al Gobierno con otro termómetro viendo los hechos de corrupción que han salido a la luz pública, como el caso del Fondo Indígena, lo que puede darle resultados negativos. Además resalta que al Gobierno le interesa trabajar en tierra cruceña por el desgaste que ha tenido en el occidente. Esto se demuestra en que ya no tiene alcaldías como La Paz, El Alto y Cochabamba. A esto se suma lo que representa Santa Cruz en el padrón electoral para los procesos electorales y, en este caso, los resultados son a escala nacional.A su vez, Germán Antelo, exsenador y líder de la agrupación Nuevo Poder Ciudadano, enfatiza que la encuesta muestra que hay casi un 30% de indecisos. “Espero un rotundo No en Santa Cruz, por eso estos resultados son preocupantes, porque demuestran que el liderazgo por el No, por el respeto a la Constitución Política del Estado, a la alternancia en el poder, está muy débil”, expresó.El trabajo político Vladimir Peña, de Unidad Demócrata Social, cree que luego de que se publicaron las primeras encuestas, dándole ventaja al No, los masistas se desesperaron. “El Gobierno ha dejado la gestión y ha desplegado todo el aparato del Estado a favor de la campaña”, manifestó Peña.Informó de que como Movimiento Demócrata Social van a impulsar todas las iniciativas ciudadanas que quieran hacer campaña por el No. Por su lado, el ministro de Gobierno, Hugo Siles, indicó que a medida que pasan los días la población empieza a informarse sobre el referéndum y con el Sí va ganando terreno, porque la gente comprende que no se trata de una reelección indefinida. Siles indicó que el verdadero protagonista de este proceso es el ciudadano, por lo tanto, cuando las familias van definiendo su posición también va aumentando la curva de favorecimiento al Sí.El ministro Siles agregó que por la sensación y por el contacto con el ciudadano creen que el Sí puede ganar ampliamente, porque en esta campaña se ha visibilizado más a los actores sociales y no tanto a la militancia masista. “Los que acompañan la campaña no son solo militantes del MAS, son ciudadanos que empiezan a reconocer y aprueban la gestión del presidente Morales”, comentó

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario