La Universidad Técnica de Oruro (UTO, junto a la Coordinadora en Defensa del Río Desaguadero, lagos Uru Uru y Poopó (Coridup), la Federación Departamental de Cooperativas Pesqueras de Oruro (Fedecopeo), y el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), unen fuerzas para realizar estudios abocados a la protección del espejo de agua del Poopó.

Las instituciones se unieron a través de un convenio de cooperación interinstitucional, con el fin de coordinar acciones conjuntas que vayan a prevenir, mitigar, remediar y sobretodo preservar la fauna y flora de la cuenca del lago Poopó, además de buscar alternativas de adaptación al cambio climático.

El director del CEPA, Gilberto Pauwels, mencionó que en el convenio se establece la realización de prácticas pre-profesionales y algunas modalidades de graduación para los estudiantes de la UTO, la realización de proyectos de investigación y desarrollo en áreas de interés común para las instituciones intervinientes.

Así mismo se plantea realizar eventos de difusión y análisis de propuestas, seminarios, talleres y otros sobre la situación del lago y los procedimientos para preservarlo.

“Vemos que la Universidad está cumpliendo con su pueblo, las investigaciones, la formación de los profesionales se hace con un fin concreto, defender nuestro departamento en todo aspecto, igualmente en lo ecológico. Felices de poder colaborar con la Universidad en esta tarea bien importante”, aseveró.

Limbert Sánchez, director de Investigación Científica y Tecnológica (DICyT) de la UTO, afirmó que el convenio formaliza las relaciones entre la universidad y las instituciones con el fin de buscar soluciones a la problemática del lago Poopó, a través de la investigación científica y tecnológica.

El ejecutivo de la Fedecopeo, Juan Toroni, mencionó que es importante confiar en la casa de estudios superiores de Oruro para luchar y proteger al lago Poopó, que está volviendo a renacer, pero que se deben buscar políticas para su preservación y evitar que el espejo de agua se vuelva a secar.

Jaime Caichoca, presidente de la Coridup, afirmó que la preocupación por los efectos del cambio climático es constante, así como la falta de políticas claras por parte de los gobernantes, pero que a través de las instituciones y la Universidad se puede lograr la conservación del lago.

El presente convenio tendrá una vigencia de tres años, a partir de la suscripción de la firma y podrá ser renovada por acuerdo entre las partes al final de dicho plazo y previa evaluación de los resultados.

Fuente: lapatriaenlinea.com

Deja un comentario