Wara Arteaga  / El Alto

Al menos un centenar de vecinos de tres urbanizaciones de El Alto protestaron  ayer en puertas de la Empresa Pblica Social de Agua y Saneamiento (EPSAS),  ubicada en la urbe altea. Los manifestantes exigieron  que dicha entidad suspenda    las conexiones  de agua para alrededor de 700 beneficiarios de una urbanizacin que supuestamente no  cuentan con una certificacin oficial.  

El conflicto se   inici el 31  de  octubre, después de  que EPSAS  comenz  una conexin de agua en el Distrito 8 de la ciudad de El Alto. Para este trabajo,  segn los vecinos, fueron beneficiadas las urbanizaciones 18 de Mayo, 30 de Septiembre y 15 de agosto. 

Sin embargo,  otros vecinos de las mismas zonas reclamaron que los beneficiaros pertenecen a  un grupo de personas  que se autodenominan “Plan 3.000 y no cumplen con los permisos para tramitar las conexiones.

“Las juntas de vecinos alegan que ellos (el otro grupo) no cuentan con una certificacin. Pero,  los funcionarios de EPSAS no pueden solicitar ms documentacin de lo que establece la ley, explic  ayer al respecto Giany Campos, gerente regional de EPSAS El Alto.

Fuera de las oficinas de EPSAS de El Alto,  los vecinos de tres juntas vecinales  protestaron y exigieron  que se  suspendan las  obras. “Estamos pidiendo que  se respeten  las conexiones con contrato, no permitiremos que  esta mal llamada urbanizacin Plan 3.000, conformada por diferentes zonas, se instale clandestinamente. Porque incluso hay conexiones clandestinas que pueden afectar a los otros vecinos, dijo el presidente de la junta vecinal 30 de Septiembre, Julio Marca.

Para Adrin Laura, vicepresidente de la urbanizacin 15 de Agosto, el problema radica en que EPSAS no reconoce a las tres juntas vecinales y valida los trmites de un grupo de vecinos. “Estamos afiliados, tenemos planimetra, es grupo de gente del Plan 3.000 que es de la misma zona, pero se agrup y no representa a nadie, dijo.

Fuente: Pagina Siete

Deja un comentario