“Al enterarnos por noticias que el concejal Alan Echart, presentó la documentación aprobada para la construcción de la planta de tratamiento, queremos desmentir esto, el verdadero dueño ha cedido esas cuatro hectáreas para áreas de equipamiento,  no para que este Gobierno municipal nos quiere chantar ahí esta famosa planta en la comunidad de San Blas”, protestó en un contacto con los periodistas.

Explicó que los vecinos de la comunidad de San Blas llevan 33 años “soportando los malos olores” de las lagunas de oxidación de San Luis, donde se depositan las aguas residuales de toda la ciudad.

“Como comunidad tenemos el derecho a vivir bien, derecho a la salud, queremos conocer el impacto ambiental en el tema agropecuario. El rechazo es contundente, no queremos saber de la planta de tratamiento, quiero que el pueblo de Tarija nos entienda”, subrayó.

En la víspera, el concejal Echart anunció que existen cuatro hectáreas de terrenos municipales en la zona de San Blas para instalar la planta de tratamientos de aguas residuales.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario