Página Siete Digital / La Paz

El Gobierno reveló hoy que
hubo una caída de cerca de dos mil millones de dólares de las reservas
internacionales debido en gran parte a las bajas cotizaciones de los productos
de las materias primas, en más de un año y medio, y también por la aplicación
de una antigua norma que exigía impuestos a la compra y venta de dólares en el
país.

“En los últimos año y medio ha
habido una caída de cerca de dos mil millones de dólares de las reservas
internacionales, una buena parte tiene que ver con la caída de los precios
internacionales de los productos, pero otra parte también tiene que ver con las
características de la antigua ley que exigía el pago de impuestos a la venta y
compra de dólares”, afirmó hoy el vicepresidente Álvaro García Linera en una
rueda de prensa.

La autoridad no dijo a cuánto alcanzan
las reservas internacionales a diciembre de 2015. Pero de acuerdo con la
información del Banco Central de Bolivia (BCB), hubo una disminución entre el
primer semestre de 2015 y el último semestre de 2014. A junio de 2015, “las
Reservas Internacionales Netas (RIN) alcanzaron $us 14.707 millones, menor en
3% con relación al 31 de diciembre de 2014”, según el BCB. A diciembre de 2014,
las RIN “alcanzaron $us 15.122 millones, mostrando un incremento de $us 692,7
millones con respecto al 2013, debido principalmente a los ingresos recibidos
por las exportaciones de gas natural de YPFB”.

 

Cambio de norma

García Linera explicó que una
norma anterior subió impuestos a la transacción de la compra y venta de dólares
para garantizar ganancias de la banco y del Estado en 50%, para cada uno. Dijo
que este hecho generó que algunas personas comenzaran a comprar y vender
dólares fuera del país a través de circuitos internacionales. “Al hacer eso
¿qué sucedía? Que la presión de compra y venta de dólares ya no se dirigía a los
bancos sino se dirigía hacia las reservas internacionales, hacia el Banco
Central de Bolivia (BCB)”, dijo.

Entonces, para bajar esa
presión al BCB, se aprobó una ley que ahora está vigente desde el primer día de
enero 2016, la que consiste en que ya no hay impuesto a la compra y venta de
dólares. “Hemos hecho aprobar una ley que está vigente desde el primero de
enero, en la que ya no hay el impuesto, ya no hay esa subida de los impuestos a
la compra y venta de dólares”, remarcó.

En adelante, dijo, la forma de
dividir las ganancias entre la banca privada y Estado se hace al final del
proceso. “La forma de dividir esas ganancias entre Estado, pueblo boliviano, y
banqueros es al final. (Le decimos a la banca) cuéntame cuánto dinero has
sacado y la mitad (de las ganancias) pasa al Estado, la mitad queda en los
bancos, ya no mediante impuestos, microimpuestos sectorializados o
diferenciados sino mediante una definición y división de la torta general de
los ingresos que tiene la banca”, subrayó.

García Linera dijo que desde
ahora la banca privada se convertirá en comprador y vendedor de dólares sin el
recargo impositivo que había en los últimos dos años. “La medida ayudará a
bajar la presión sobre las reservas internacionales. Fue algo que no se
planificó, que iba ser así, por eso tuvo un efecto no deseado en las reservas
internacionales y ahora que hemos eliminado este tipo de impuesto va dejar de
haber esta presión hacia las reservas internacionales, pero las ganancias
bancarias sigue dividida 50% para el Estado y 50% en la banca”, añadió.

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario