Un rotundo fracaso como político, es el calificativo que usó el vicepresidente Álvaro García Linera al referirse al actual vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa. A su turno, el expresidente señaló que seguirá expresando sus ideas en el marco del respeto.

La polémica surgió la semana pasada cuando Mesa afirmó que Evo Morales debe más de lo que se atreve a reconocer a Gonzalo Sánchez de Lozada. Para García Linera, esas expresiones del vocero de la causa marítima reivindican a Goni.

El señor Carlos Mesa hizo un comentario que, yo creo, más que beneficiarlo lo golpea, porque reivindicar a Sánchez de Lozada, a ese señor que privatizó YPFB, el Lloyd, ENDE, no es nada benéfico () El señor Mesa es un excelente explicador de la causa marítima por su capacidad didáctica, pero como político internamente es un rotundo fracaso y acaba de demostrarlo con sus declaraciones sobre Sánchez de Lozada y en general de su comportamiento político, dijo el Vicepresidente en conferencia de prensa.

El Segundo Mandatario indicó que Sánchez de Lozada tiene una deuda de 80 muertos en la ciudad de El Alto y que apoyarse en él no es nada gratificante.

Respecto las críticas del oficialismo, Mesa escribió una columna denominada Mi Palabra. El Mar está por encima de Todo. En este texto, el expresidente afirmó que nunca, por ninguna razón ni personal ni conceptual justificó la violación del derecho a la vida y los Derechos Humanos en su conjunto, independientemente de que quien haya cometido esos actos tenga un origen democrático.

Además de las críticas de García Linera, el fin de semana, el presidente Evo Morales señaló que las declaraciones de Mesa sobre Goni explican la razón por la que el vocero de la causa marítima rechaza una nueva reelección.

En su columna, Mesa aseguró que sus consideraciones no tienen que ver con afectos o desafectos personales o políticos. Asimismo, sostuvo que no tiene interés alguno en hacer campaña política y que seguirá expresando sus ideas.

Mi compromiso con el tema (del mar) no embarga mi libre conciencia y el derecho de expresar mis ideas como ciudadano y como expresidente, cosa que siempre he hecho y seguiré haciendo en el marco del respeto, escribió Mesa.

El expresidente lamentó que repercusiones mediáticas desmesuradas sobre sus palabras y advirtió que se generó una falsa polémica al respecto.

En lo que a mí toca, seguiré haciendo el trabajo que me ha sido encomendado con la misma dedicación de siempre, con la única meta de fortalecer la política de Estado de Bolivia para la Causa Marítima. Por encima de cualquier consideración personal, está el interés del país y a ese interés estoy sometido hoy y siempre, concluyó.

fuente:http://www.erbol.com.bo

Deja un comentario