Leny Chuquimia /  La Paz

 El zoológico municipal Vesty Pakos rebasó su capacidad para recibir animales rescatados  debido a la gran cantidad de fauna que ingresó a los espacios de cuarentena en los últimos  meses. No puede  aceptar más animales víctimas de tráfico o maltrato.    

La administradora del Vesty Pakos, Andrea Morales, indicó que  en los últimos  meses del 2015 el centro de custodia municipal  recibió  más de 50 ejemplares rescatados en diferentes circunstancias. En pasadas gestiones llegaban  entre 30 a 40 animales.

“Ha habido una buena coordinación con Pofoma (Policía Forestal y Preservación de Medio Ambiente) y con las autoridades nacionales, quienes han promovido  operativos de decomiso de animales silvestres que fueron derivados al zoológico. Entre septiembre y noviembre hemos recibido 50  ejemplares”, indicó la directora del zoo.

Indicó que  estos ejemplares, sumados a los recibidos   anterioridad -zorros, hurones, monos, un puma, tortugas, loros, parabas, suris, allcamaris, águilas, píos   y una arpía falsa- han colapsado la zona de cuarentena  en la que de manera obligatoria deben permanecer los animales antes de ser insertados en los espacios simulados de hábitat. Allí  se comprueba que están sanos, entran en recuperación y logran procesos de adaptación.   

“El área de cuarentena está copado, hemos conversado con las autoridades para pedirles que ya no nos deriven más animales   porque no hay dónde recibirlos. Incluso ahora tenemos que hacer movimientos de  los animales para ingresar estas especies. Por primera vez  tendremos  un mamífero y tres aves   en el mismo espacio”, explicó Morales.

Al respecto, el director  nacional de Pofoma, coronel Fausto Téllez, indicó que el Vesty Pakos no es el único centro de custodia  animal saturado. “Podríamos decir que prácticamente nosotros (Pofoma)  hemos llenado estos espacios por los resultados de los constantes operativos. El refugio Senda Verde también en  La Paz  está  al tope”, dijo.

Según  Téllez,  el 2015 se atendieron 1.693 casos de tenencia ilegal  de animales silvestres a nivel nacional; 773 casos son de tenencia de especies vivas. Según las cifras,  145  se registraron en La Paz y  500 en Santa cruz.

A éstos se suman 430 casos de tenencia de animales disecados, de los que  418 se atendieron en La Paz.  Los caso de tenencia de partes -dientes, plumas, pieles  y alas- son  475. Se registraron cuatro  casos de  tráfico, uno de ellos era un  envío de dientes de caimán y jaguar a China por correo.   

Las proyecciones de Pofoma indican que esta problemática  se incrementará en los próximos meses. “No por el incremento de trafico o tenencia ilegal, sino por la toma de conciencia de la población que denuncia y en muchos casos entrega voluntariamente sus animales”, aclaró.

En los próximos días  Téllez se reunirá  con la responsable  del zoológico para ver las medidas conjuntas que asumirán para acoger animales rescatados.

“La solución al tráfico animal no son más refugios”

La administradora del Zoológico   Vesty Pakos, Andrea Morales, señaló que en el país existen al menos 15 refugios  que no  son suficientes para la problemática de tráfico y tenencia ilegal de fauna. “Sin embargo -dijo- esto no quiere decir que la solución esté en crear más centros de custodia”. El control y la reinserción son las salidas.    

Morales indicó que se debe partir de programas de prevención y control de tenencia de fauna silvestre, en los  que el eje educativo debe ser el más fuerte. Indicó que a finales de 2015 se realizó la III Reunión de Centros de Custodia del país, en la que participaron autoridades departamentales y nacionales . Allí se tocó el tema  de la reinserción de especies a su hábitat que ahora no es permitida “por los  vacíos existentes en la ley”.

“Se necesita mucho conocimiento técnico y  apertura de las autoridades. Sin embargo, el proceso de reinserción requiere una fuerte inversión en estudios técnicos de cada especie, de su hábitat y el de  las poblaciones  vecinas; además de los  procesos de adaptación y entrenamiento para que los animales puedan adquirir independencia y olvidar que un humano lo atendía.

El director de Pofoma, Fausto Téllez, señaló que  la solución al problema del tráfico animal está en manos de todos los involucrados:  las alcaldías, las gobernaciones, el gobierno central y la población en general. “Parte importante es la prevención y concienciación de las personas. Sin demanda y oferta no habría  todo lo que conlleva”, indicó.

 

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario